FANDOM


Savio
Thebigsqueeze0338
Información General
Sexo: Macho
Especie: Boa constrictora
Resid.: Zoológico de Hoboken
Apariciones
Primera: El Gran Apretón
Resto: Atado con una Boa
La Sorpresa Hoboken
El Terror de Madagascar
Voces
Nestor Carbonell (E.U.)


Savio es una boa constrictora muy astuta, poderosa y sádica que una vez fue residente del Zoológico de Central Park después de ser trasladado desde Hoboken. Le gusta comer mamíferos pequeños (aunque temporalmente se comió a Cabo). En El Gran Apretón, Kowalski la describe como del género "constrictor correitor o te devoreitor", advirtiendo lo peligrosa que es.

En inglés y en Latinoamérica, Savio tiene acento español.

Aunque no es exactamente un villano (lo único que quería era comer), a partir de su escape de Hoboken, se convirtió en un némesis para los pingüinos. De ser así, es el único archienemigo que los pingüinos no han podido derrotar: en su primer encuentro fue derrotado por Burt; en la segunda vez cuando escapa de Hoboken fue vencido irónicamente por el Rey Julien (auxiliado de la mantequilla); y la tercera vez fue cuando el bebé fosa lo ataca para proteger a Julien. En La Sorpresa Hoboken, hace una tregua con los pingüinos para ayudarse a escapar del zoológico.

Historia[editar]

Hace su primera aparición cuando es trasladado desde el Zoológico de Hoboken en El Gran Apretón, siendo hospedado en el Reptilario. Debido a su naturaleza depredadora, los pingüinos desconfían de él desde el principio (Cabo no, por su ingenuidad habitual), pero sus sospechas se intensifican cuando Mort, Marlene y Maurice desaparecen. Savio pasaba su cola por un ducto de ventilación para abrir el impenetrable vidrio de su exhibición, la cual sólo se podía abrir por medio de un teclado al otro lado de la habitación, ya que su cuerpo entero no podía pasar por el ducto con presas en su estómago. Mientras los pingüinos tratan de relacionar a Savio con las desapariciones, éste devora a Cabo disfrazado de mono sin que ellos lo vean hacerlo. Finalmente Savio sale de su exhibición ante los pingüinos y Julien para devorarlos. Tras tragarse a Julien, Savio persigue a los pingüinos por el zoológico, pero mientras escapan inadvertidamente lo llevan hasta el hábitat del elefante, donde Burt la golpea con fuerza y hace que escupa a los animales que se tragó. Al día siguiente, Alice envía a Savio de vuelta a Hoboken.

En el episodio Atado con una Boa, escapa de Hoboken en camino hacia el Zoológico de Central Park para llevar a cabo su venganza. Anticipando que, cuando los pingüinos se enteraran de su escape recurrirían de nuevo a Burt para su protección, manda al elefante un paquete con un ratón que logra asustarle y en su terror Burt se noquea a sí mismo. Todos estallan en pánico al ver que su salvador está fuera de combate, pero Skipper logra calmarlos y los prepara para protegerse contra la boa, usando minas, gases adormecedores y una cerca de alto voltaje. Savio evita las trampas fácilmente y logra capturar a todos menos a Julien. Cuando Savio descubre a Julien, éste accidentalmente se cubre de mantequilla, de forma que Savio no puede agarrarlo o apretarlo, provocando que el reptil también se llene de mantequilla, por lo que no puede luchar o moverse adecuadamente. Derrotado por la mantequilla, Savio es embarcado de nuevo a Hoboken.

En el episodio La Sorpresa Hoboken, los pingüinos hacen un viaje en bote para vacacionar, pero son arrastrados por una tormenta y caen en la ciudad de Hoboken, donde son atrapados y llevados al zoológico local. Ahí encuentran a Lulu y varios de sus enemigos: Hans, Ronda, Clemson y Savio, quienes los reciben de una forma amistosa y totalmente inesperada. Posteriormente descubren que la cuidadora Frances Alberta ha reemplazado a los animales por androides y los ha encerrado en una especie de calabozo bajo el zoológico, ya que ella considera a los animales sucios y ama la pulcridad. Los pingüinos y los animales cautivos escapan del calabozo dentro del estómago de Savio quien es lanzado por Rhonda a través de un agujero en el techo y más tarde todos enfrentas a sus copias robóticas. Es la primera y única vez que Savio colabora con los pingüinos.

Savio vuelve a aparecer en El Terror de Madagascar, trasladado de nuevo gracias a Julien cuando éste intenta librarse de un bebé fosa que fue llevado a Central Park, aunque segundos antes de que la boa aparezca, Julien comprende que el pequeño fosa en realidad lo ve como una figura paterna y finalmente lo acepta. Cuando Savio aparece, Julien intenta convencerlo inútilmente de no comerse al fosa e intenta escapar con él. Los pingüinos no pueden detener a Savio y éste finalmente acorrala a Julien y al fosa, pero cuando Julien se ofrece a ser devorado primero, el bebé fosa demuestra ferocidad y ataca a mordidas a Savio. La boa no puede defenderse y huye asustada ante los ojos incrédulos de los pingüinos. Aunque no se da a conocer, se intuye que regresó a Hoboken.

Personalidad[editar]

Savio tiene una personalidad solapada y engañosa. Tiene una manera elegante y sádica de hablar, a menudo con metáforas relacionadas con comida y devorar animales. Demuestra una gran astusia al encontrar la forma de salir de su exhibición tan pronto llega al Zoológico de Central Park y devorando animales repetidas veces sin que lo descubran, evitando que los pingüinos lo relacionen desde el inicio de las desapariciones.

Savio vuelve a demostrar su gran astucia cuando envía a Burt un paquete con un ratón para asustarlo y así librarse de él, antes de llegar para cobrar su venganza; y más tarde sorteando fácilmente todas las trampas que los pingüinos habían puesto para él. Cuando captura a todos excepto a Julien, Savio les cuenta que su plan es devorarlos a todos uno por uno para luego regurgitarlos y volverlos a devorar en orden inverso "para que nadie se pierda de nada".

Curiosidades[editar]

Galería[editar]

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.